martes, 4 de diciembre de 2018

Camino de Alfara a Carpesa, por Miguel del Rey





Saliendo por el Convento de San Diego de Alfara y hasta la ermita del Calvario de Carpesa encontramos un antiguo camino tardomedieval, hoy con la forma de carretera rural sin andenes laterales.

El camino entre Alfara y Carpesa sigue manteniendo un carácter rural y se desarrolla por un paisaje de huerta interesante, muy característico de la huerta del arco de Moncada. Conecta estos dos pueblos casi en paralelo al trazado del barranco del Carraixet. El paisaje muestra la transición de los huertos junto al trazado de la acequia de Moncada y el progresivo cambio a huertas de hortalizas y cultivos herbáceos de la huerta de Tormos. Ese paisaje va adquiriendo profundidad a medida que nos acercamos a Carpesa, ya que los huertos arbóreos de Alfara dejan un campo de visión restringido. Hacia el sur podemos observar la silueta de los poblados de Carpesa, Bonrepos i Mirambell, Vinalesa, etc. con los correspondientes hitos de los campanarios que anuncian desde lejos los distintos pueblos







El inicio del itinerario en Alfara es junto a la plaza de San Diego, pasando por enfrente de la antigua iglesia del convento frasciscano, un poco más adelante atraviesa el cajero de la acequia de Montcada en las proximidades del antiguo Moli del Patriarca, para acercarse al puente sobre el nuevo cauce del drenaje de esta zona de la huerta que vierte aguas al Carraixet. Hasta este punto se denomina “calle de San Bartolome”. Desde este punto el camino se dirige hasta el límite del Termino de Alfara entre huertos de naranjos y otros frutales.


En el encuentro con el camino de la raya con Carpesa, se encuentra el Mojón de Término, elemento foral de sillería sobre una columnilla marcando el antiguo Término de Valencia. A partir de este punto el camino toma el nombre de Camí del Calvari y se dirige a Carpesa pasando cerca del nuevo cementerio y llega hasta la ermita del Calvario.







Fotos: Miguel del Rey y Antonio gallud